Variedades septentrionales del español

Las hablas septentrionales, más conservadoras, abarcan principalmente las tierras castellanas por tradición y las que se extienden también por los territorios que habían ocupado en el pasado los dialectos históricos del latín (el aragonés y el asturleonés).

En el habla de las tierras castellanas por tradición, es decir, en las que nació el castellano o que fueron castellanizadas en un primer momento como Burgos, Valladolid, etc., encontramos los siguientes rasgos dialectales:

En el castellano que se extendió hacia el este (La Rioja, Navarra y Aragón), lo más destacable son los rasgos aragoneses que han penetrado en el castellano hablado:

En el castellano que se extendió hacia el oeste (Asturias, León, Zamora y Salamanca, y parte de Cáceres), aparecen en los hablantes rasgos del antiguo dialecto leonés: